Nuestro manifiesto

La principal encrucijada a la que nuestra nación tiene que hacer frente es al fenómeno de la globalización. La globalización y todo su entramado ideológico nos están llevando a la destrucción de nuestro estado nación, y por consiguiente a la perdida de nuestra soberanía, de nuestra independencia económica, de nuestro tejido industrial, de nuestra calidad alimentaria y de todos los derechos sociales y laborales adquiridos en tantos años de luchas sociales.

“Frente a la Globalización ¡Defendamos España!”

Es necesario plantarle cara a la globalización defendiendo nuestra nación, para ello es necesario recuperar nuestra soberanía nacional, para poder crear una economía nacional que sea fuerte y competitiva, con una industria y una agricultura como fuerza principal del crecimiento económico, que nos lleve a recuperar la senda del crecimiento y la grandeza.

“Identidad nacional frente a sociedad global”

Comprendemos que uno de los principales enemigos de España como nación a día de hoy, a parte de los separatismos locales, son los espacios de libre comercio, los movimientos migratorios masivos, las instancias supranacionales al servicio de los grandes intereses de entes financieros y la desarticulación paulatina del aparato del Estado.

Con este manifiesto queremos reivindicar de donde procedemos, aquello que hemos sido y que somos, y sobre todo, aquello que no podemos perder, que no podemos dejar morir a manos de los intereses de la globalización.

Queremos despertar las conciencias de nuestro pueblo para que en 50 años podamos seguir hablando de España como aquello que desde hace siglos ha sido; una de las naciones más ricas en cultura, diversidad e historia de todo el mundo, una nación que en hermandad con el resto de países europeos tiene que configurarse como baluarte de resistencia ante ese proceso criminal que representa la sociedad global.

No creemos en la uniformidad de un mundo gris, sombrío y áspero, nos gusta la riqueza cultural que cada civilización ha desarrollado en su territorio, queremos conservar nuestros valores, nuestra herencia y el legado que nos han dejado nuestros mayores. Por eso, es responsabilidad nuestra la de defender nuestra identidad nacional, nuestras costumbres y tradiciones frente a esa sociedad global que lo quiere unificar todo.

“Identidad frente a multiculturalismo”

El modelo multicultural ha quedado en evidencia por su fracaso estrepitoso. El multiculturalismo ha muerto porque no ha funcionado nunca. Porque sumerge al inmigrante en la pobreza. Porque lo somete al despotismo islámico. Porque arruina la seguridad en barrios enteros. Porque aumenta el radicalismo. Porque relega nuestra forma de vida a un plano secundario. Porque no fomenta la integración sino todo lo contrario, la creación de guetos. Porque es caldo de cultivo del terrorismo. Porque en definitiva, pone nuestro modo de vida en peligro. Por todo eso, frente a este modelo multicultural es necesario defender nuestra identidad y forma de vida.

“Recuperemos nuestra identidad”

 

Hoy aquí, te llamamos a la rebelión, a la rebelión por la defensa de nuestros valores, a la rebelión por la defensa de nuestra herencia, a la rebelión por nuestro legado. A la rebelión contra el multiculturalismo. A la rebelión contra la globalización. En definitiva, a la rebelión por España.